Terminará entrenamiento de Xoloitzcuintles en Ensenada

Terminará entrenamiento de Xoloitzcuintles en Ensenada

Este domingo, los jugadores rojinegros viajarán a sus hogares para festejar Navidad con sus seres queridos.

ENSENADA.- La pretemporada rumbo al torneo de Clausura 2008 de la Primera División “A” continúa en este puerto bajacaliforniano, donde el Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente se encuentra realizando una exhaustiva labor.
El cuadro rojinegro, bajo el mando del director técnico Wilson Graniolati, entrenó este jueves por la mañana en conocido gimnasio de la ciudad, para después realizar trabajo físico en las instalaciones de la Ciudad Deportiva.
La cancha número uno fue testigo del gran trabajo que viene realizando el Club Tijuana con miras de ganar el campeonato de la próxima temporada para después pelear por el ascenso rumbo al Máximo Circuito.
Cabe resaltar que este campo es de pasto sintético.
Tras una semana en la Cenicienta del Pacífico, Xoloitzcuintles gozará de dos días de descanso, durante el 24 y 25 de diciembre, para que los futbolistas puedan disfrutar de Navidad con sus familias en sus lugares de origen.
Sólo cuatro jugadores presentan dolencias: Joshua Emmanuel Ábrego, el capitán Ramiro Briseño, Valtencir Gomes y Armando David Gallegos.
Se espera que al menos Valtencir, Gallegos y Ábrego se encuentren listos en los próximos días, mientras que Briseño se encuentra recuperándose de un problema en las costillas que lo ha orillado a mantenerse entrenando con menor intensidad que sus compañeros.

Mañana productiva
El trabajo comenzó temprano por la mañana, cuando a partir de las 9:00 horas los jugadores caninos ingresaron a un gimnasio de la ciudad para trabajar sus músculos.
Posteriormente se transportaron rumbo a la cancha principal de Ciudad Deportiva, donde después de estirarse, comenzaron a trabajar en los “alargues”.
Por casi una hora, los futbolistas fronterizos tuvieron que realizar varios ejercicios agotadores que ponían a prueba sus capacidades para correr largas y cortas distancias, así como su resistencia.
Los porteros entrenaron después por separado, realizando varios ejercicios de habilidad y rápida reacción.
El estratega charrúa aprovechaba los descansos para platicar con sus jugadores que han mostrado otra cara desde la llegada del timonel uruguayo.
Tras un descanso y una merecida comida, el plantel canino se traslado al terreno de juego del Sullivan, donde el pasto natural permite que se trabajen aspectos futbolísticos.